Gastronomía como carrera en México

En México, la industria culinaria tiene una alta tasa de inserción laboral. Esto no es de extrañar si se tiene en cuenta que los sectores de servicios y comercios representan más del 65% del empleo total del país. La industria alimentaria representa una parte importante del total. ¿Sabía que actualmente existen más de 433,000 empresas dedicadas a la industria alimentaria? Se crean más de 2 millones de puestos de trabajo gracias a ello. La cifra, por otra parte, sigue aumentando; incluso en medio de la pandemia, la industria creció significativamente en 2020.

En 2019, la industria restaurantera representó el 15.3% del PIB turístico y menos del 2% del PIB general nacional, con un consumo total de $349 millones de pesos, del cual los visitantes internacionales representaron el 30.7%. Por lo tanto, la gastronomía tiene una importancia tan grande en la economía mexicana que es la segunda rama con mayor empleabilidad. 


La gastronomía como uno de los pilares de la economía mexicana

Frente al azote económico de la crisis sanitaria mundial en 2020, la industria alimentaria fue la única que resistió. ¿Cuál es la explicación de esto? Los gobiernos de todo el mundo lo consideraron un sector profesional de primera necesidad. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México aumentó un 0.8% entre enero y septiembre.

A pesar de su modesto tamaño, este aumento es indicativo de la resistencia del sector en la economía mundial y mexicana. De hecho, creció a un ritmo más rápido que otros sectores, tales como el de la industria, que registró pérdidas (-12.2%).

¿Dónde estudiar gastronomía?

La gastronomía, como trabajo, tiene un carácter interdisciplinar, ya que está vinculada a diversos campos, como la hostelería, el turismo y el negocio alimentario. Debido a que la industria ofrece una amplia gama de opciones, es factible elegir varios caminos dentro de la carrera. Por ello, la gastronomía mexicana es una de las profesiones más estables y de mayor intensidad laboral.

En la actualidad, existen diversas escuelas de gastronomía que permiten obtener un título de gastronomía tras completar la formación académica correspondiente. Además, ahora que las clases de cocina pueden realizarse en línea, las posibilidades de seguir adquiriendo métodos culinarios son considerablemente mayores.

Asimismo, la cocina mexicana es diversa. Sus posibilidades de desarrollo van más allá de las fronteras nacionales. En el mercado mundial, México es una potencia gastronómica. Su cocina ha crecido a un ritmo sin precedentes, y ahora es una de las cocinas más exportadas del mundo. Por ello, la gastronomía es una de las vías de exportación más fiables para los productos locales.